6/12/14

Eau, ὕδωρ

Intento ver algo de lejos, y creo que mis lágrimas disipan al agua de mis ojos y me dejan percibir una bruma, un olor a arena más allá del olor a sal; siento la tierra con los pies poco a poco y la marea y me empuja y me desorienta llevándome hasta la orilla. 

Clavo mis uñas en la tierra y dejo caer mi cuerpo sobre el suelo, magullado. Me quedo ahí tumbado un rato hasta que consigo moverme, pero lo único que hago es arrastrarme. No oigo nada más que el rumor de las olas tras mis pies y siento que tengo todo el peso del mundo a las espaldas. 

Me despierto, creo, y las estrellas me miran desde el cielo, calladas, con miedo. Esta noche la luna está alumbrando y vuelvo a cerrar los ojos hasta que la luz del amanecer me abraza. A mi lado hay una botella vacía y tapada. Ni siquiera tiene un mensaje dentro. Para cuando consigo levantarme el sol ya ha llegado hasta arriba del todo. Intento buscar un camino que seguir, pero mire donde mire sólo hay agua. He llegado hasta una maldita isla. Grito de rabia y lo único que sale es un quejido lastimero que sólo ha servido para sentir un puñal en la garganta. 

En el suelo de la playa hay una rosa, y, mira tú por dónde, ya me siento menos solo. 




Tu veux plus d'eau ? Emily Broken Rose

No hay comentarios:

Publicar un comentario

relampaguea